viernes, octubre 22, 2004

Maleable realidad

A veces son las casualidades las que nos sorprenden. A veces lo que nos sorprende es que se cumplan los "pedidos" que le hacemos al mundo.


Que desees algo con todo tu ser y que se cumpla al cabo de un tiempo. Que de repente vayas encontrando en tu camino las oportunidades para alcanzarlo. Es como si el universo se confabulara para ti.

Ya sean nuestros "pedidos" conscientes o inconscientes, se cumplen cuando creemos en ellos con todo nuestro ser y sin disonancias. Como lo del autocumplimiento de las profecías que dicen los psicólogos.

Pido con todo mi ser sentirme plena. Y estar rodeada de gente enriquecedora.

46 Comments:

Anonymous Anónimo said...

En desacuerdo contigo... Hay cosas que uno desea de corazón y nunca ocurren.
Atte. marthavillalvazo.com (yuju! comment #1)

12:07 a. m.  
Blogger MI SENTIR.... said...

No siempre lo que se desea con el corazòn es lo que se nos concede, tal vez en un 90% si sucede...bueno a mi eso me pasa...claro que el 10% restante son imposibles...jajaja
Simplemente tu corazòn y tu mente tienen que estar conectados con toda la intensidad y dejar volar el tiempo...dar tiempo...
Buen fin de semana...
Me mudo, no me acomodo con el blogger, m nueva direccion es mnkantavivir.blogia.com
me va a encantar verte por ahi...
besos..

1:22 a. m.  
Blogger Inma said...

No siempre se cumple aquello que deseamos con más ganas. Nos podemos incluso sorprender porque lo damos por imposible y cuando está más olvidado puede suceder...
Muy chula la foto.
;)

10:58 a. m.  
Blogger gasord said...

mmmm no quiero ser negativo pero permíteme dudar eso de q conseguimos todo lo q pedimos....

3:18 p. m.  
Blogger GreGori said...

Me gusta mucho que la vida me sorprenda, aunque sea bajo la forma de aparentes y anodinas casualidades. Pero creo que la mayoría de esos logros salen de nosotros mismos, si como bien dices, dotamos a la percepción de nuestra realidad de cierta maleabilidad.
¡Que se cumpla lo que pides!
Me ha encantado este post :-) Besitos

6:31 p. m.  
Blogger cheeck to cheeck said...

Yo creo que todo lo que se desea
con verdadera intensidad,
es decir con fe,
después de una espera paciente, se realiza.
Hay que abordar la realidad a través de la imaginación,
expandiéndonos podemos conseguir cosas inimaginables,
me gusta tu post lanzado al viento, ;)

10:10 p. m.  
Blogger LaRanaBudWeisEr said...

"...ribe, quiero unas vacaciones en el caribe, quiero unas vacaciones en el caribe, quiero unas vacaciones en el carib..."Saludos ;)

10:55 a. m.  
Blogger Susana said...

Pués nada, que así sea :-)

12:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Nimue dice-->realmente por mucho que deseemos cosas como la paz en el mundo, dudo que lo consigamos, pero otras cosas más humildes y cotidianas quizá si que se consigan, me apetece creermelo, y creer que lo que deseo con todo mi ser en estos momentos se va acumplir, un beso

1:50 p. m.  
Blogger La caja de Pandora said...

Creo que a lo que se refiere el post, o al menos yo he entendido eso, es que si deseamos ciertas cosas que dentro de lo que cabe están dentro de nuestras posibilidades -no como desear un viaje a Honolulú para este puente, a menos que seas un actor de Hollywood...- podemos conseguirlas. Sólo se trata de plantearse metas e ir a por ellas, y en ocasiones la casualidad está implícita. Claro que debemos poner de nuestra parte, al menos un poquito, pq las cosas que deseas no siempre llaman a tu puerta. Yo trato de ser realista en la medida de lo posible, aunque veces deseo que ocurran cosas que no se realizan, pero a renglón seguido pienso: si no ha ocurrido es una de dos: o porque no he puesto suficiente empeño, o porque es mejor así -luego está lo de que era imposible, que mejor lo aparto.-

Respecto a lo de la paz en el mundo, me parece un poco demagogia -es mi opinión, claro-. Yo también desearía la paz, el cese del terrorismo, que no mueran niños de hambre, que Bush se fuera a una isla desierta rodeada de tiburones blancos, etc... Pero las utopías las dejaremos para otra ocasión.

Se trata de lo que esté dentro de nuestras posibilidades, y hay ciertas cosas -muchas- que escapan a nuestras manos y comprensión. Pero las casualidades existen, al igual que las "causalidades"...
Besos.
;)

Dora

8:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estoy de acuerdo: es como hacer que nuestro inconsciente trabaje a nuestro favor y vaya creando las condiciones para ir logrando lo que queremos :)

8:28 p. m.  
Blogger Psicomuri said...

Precioso post marmarfil. Nuestro "in"-"conciente" hacen que encontremos lo que deseamos... a veces sin que nos demos cuenta de ello. El poder de la sugestión es increible. Lo malo es cuando se utiliza para bienes... no muy deseables. (Un ejemplo sería la manipulación de los medios de comunicación, la publicidad, sectas...)

Yo, al encontrarte, he visto cumplido tu deseo. Aunque es bien cierto que me encontraste tú primero. Gracias por estrenar mi blog. Gracias por compartir tu enriquecedora compañía. Con cariño y deseo de encontrarnos más veces, recibe un caluroso saludo.

8:56 p. m.  
Blogger Psicomuri said...

Precioso post marmarfil. Nuestro "in"-"conciente" hacen que encontremos lo que deseamos... a veces sin que nos demos cuenta de ello. El poder de la sugestión es increible. Lo malo es cuando se utiliza para bienes... no muy deseables. (Un ejemplo sería la manipulación de los medios de comunicación, la publicidad, sectas...)

Yo, al encontrarte, he visto cumplido tu deseo. Aunque es bien cierto que me encontraste tú primero. Gracias por estrenar mi blog. Gracias por compartir tu enriquecedora compañía. Con cariño y deseo de encontrarnos más veces, recibe un caluroso saludo.

8:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

A veces pido algo muchas, muchas veces, muy, muy fuertemente y dejo que mi inconsciente trabaje por mi en un segundo plano. :))

11:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Holas Mamarfil :)

Entiendo tu post, y sé que te refieres a nuestros deseos que estan dentro de nuestro alcance, comparto tu optimismo para alcanzarlos...

Yo deseo tantas cosas, muchas ni siquiera estan a mi alcance, más sin embargo espero que algún día aún se cumpla un milagro :))

Un beso y feliz semana...
http://www.infoaragon.net/servicios/blogs/corazon/
;o)

7:36 a. m.  
Blogger Nahla said...

Ese deseo es muy complicado, pero en la búsqueda, nos encontramos muchas satisfacciones. No es más que una excusa para caminar hacia delante.

Que todos tus deseos se hagan realidad.

Besitos

9:31 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Buenos días!!

Bonitas palabras para comenzar la semana.

Ver cumplido un sueño es lo más bello del mundo. Pero ojo, porque ser capaz de gestionar este trance no es tarea fácil.

Besos voladores de la Mariposa ;-)

pd: A ver si aprendo pronto a introducir mis datos para no ir de anónima por el mundo adelante...

10:00 a. m.  
Blogger El Ogro Bueno said...

Me gustaria creer. Me lo han dicho y repetido mucha gente que crea firmemnte, que desee sin fisuras y asi lo hice mucho tiempo y no consegui nada. Quiza muchas veces no deseemos todo lo que realmente deberia ser.
besos

10:59 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Entendí tu post, o eso creo, y pienso que todos los buenos deseos, acaban recogiendo buenos actos, mientras que los pensamientos negativos van desarrollando a nuestro alrededor actos y circunstancias dolorosas...
Pensemos y deseemos en positivo y con amor...
Un abrazo.Muralla

5:27 p. m.  
Blogger Al fin solos said...

Yo creo que si se cumplen y cierro los ojos y deseo muy fuerte, y sé que un día sucederá mi milagro.

8:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola! soy Mon, de Volverse Humano.
pide y te será dado.
creo mucho en el poder de los buenos deseos.
me sorprende tu blog, te felicito y gracias por tu visita al mío.

8:46 p. m.  
Blogger marmarfil said...

Muchas gracias por todos vuestros comentarios. Los leo todos y cada uno con deleite y avidez.

Estoy algo ocupada últimamente y no voy a poder contestaros uno por uno como otras veces. Solo quería deciros lo que me gustan vuestras aportaciones y lo que aprendo de todas ellas. Algunas parecen contradictorias con otras pero todas tienen su verdad.

Creo que los deseos hay que desearlos de una manera concreta, realista, positiva, apasionada y "creyente". Si ya creemos que no los vamos a lograr. Tendremos razón y no los lograremos.

Así que a desear buenos deseos! y a ser conscientes de las expectativas negativas que tengamos respecto a nuestra propia vida nosotros para cambiarlas por otras mejores! :)

Besitoooos muy agradecidos!

11:45 a. m.  
Blogger Rafa said...

Mi opinión es que que el deseo y la realidad no se llevan muy bien, a menos que seamos capaces de "domesticar" nuestros deseos (la realidad no es domesticable, como mucho un lavado de cara o así).

¿Confabulación del universo? Bueno, "que el pesimismo de la realidad no obstaculice al optimismo de tu voluntad", la ilusión tiene mucha fuerza, y hay que aprovecharla.

Y por último, cuidado con lo que deseas. Santa Teresa de Jesús, maravillosa escritora, escribió: "se derraman en el mundo muchas más lágrimas por las plegarias atendidas que por las que no lo han sido".

1:21 p. m.  
Blogger marmarfil said...

Marcarnos un objetivo (o varios coherentes entre sí) y orientar todo nuestro ser hacia él.

2:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola soy Ganso!! cuacks cuacks :)
Pues la vida es todo sueños y claro, muchos de los que queremos no se consiguen, la cosa es insistir y tener suertecilla.

Comemos Ganso??? jajaj

5:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola preciosa!

Dice Paulo Coelho, en el Manual del Guerrero de la Luz, y estoy de acuerdo plenamente, que cuando deseamos algo con la suficiente fuerza, el Universo, en efecto, conspira a nuestro favor. Y es cierto, pero por supuesto tiene que se algo justo, algo por nuestro bien y por el de toda la humanidad, y lo que tú pides lo es, sobre todo porque estoy segura que pondrás todo de tu parte por conseguirlo; por mi parte deseo con fuerza que ocurra lo que deseas
Muchos besitos de Nada

5:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

- Dr. Christian Barnard -

EL ÉXITO

Si piensas que estas vencido, lo estás.
Si piensas que no te atreves, no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar pero no puedes, no lo lograrás.

Porque en el mundo encontrarás que el éxito comienza con la voluntad del hombre. Todo está en el estado mental.

Porque muchas carreras se han perdido antes de haberlas corrido, y muchos cobardes han fracasado, antes de haber su trabajo empezado.

Piensa en grande y tus hechos crecerán. Piensa en pequeño y quedarás atrás. Piensa que puedes... y podrás. Todo está en el control mental.

Si piensas que estás aventajado, lo estás. Tienes que pensar bien para elevarte. Tienes que estar seguro de tí mismo, antes de intentar ganar un premio.

La batalla de la vida no siempre la gana el hombre más fuerte ni el más ligero, porque, tarde o temprano, el hombre que ganó, es aquel que creer poder HACERLO.

5:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Piensa en grande!

5:28 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"El perrito faldero sospecha que todo el Universo conspira para cogerle el sitio" R. Tagore.

6:07 p. m.  
Blogger marmarfil said...

Sigo entusiasmada leyéndoos. Gracias!

Si una persona está fuertemente orientada hacia un objetivo, estará dispuesta a dedicar más esfuerzo para alcanzarlo que si estuviera menos ligada a él.

El principio de la profecía autorrealizada que siempre que se predice que algo sucederá, se hace todo lo posible para lograr que suceda.

6:47 p. m.  
Blogger marmarfil said...

Sigo en mis trece creyendo que cuando deseamos algo intensamente y con convicción, lo alcanzamos (y el universo realmente conspira a nuestro favor!:)

Y es que por una parte al creer fuertemente en algo prestamos más atención a aquello que corrobora que lo vamos a conseguir. Pues cuanto más intensamente mantenemos una idea, más tendemos a fijarnos y a recordar la información que la apoya, la cual, a su vez, hace que esa idea sea más fuerte cada vez.

Por otra parte, cuando creemos en algo con convicción también desechamos o racionalizamos la información que nos contradice y que supuestamente nos dicen que "no lograremos nuestro objetivo". De este modo mantenemos nuestro objetivo incluso ante la evidencia que los contradiga y persistimos con ahínco en ello.

Pero además de fijarnos y de recordar más en lo que confirma nuestra idea y de desechar lo que la contradice. Provocamos que suceda. Que es lo de la profecía autorrealizada. Un ejemplo muy típico de ello:

El profesor de autoescuela que piensa que las mujeres son malas conductoras. Éste podría comportarse con ellas de un modo que las pusiera nerviosas con críticas constantes y desconfiando de su capacidad. Consiguiendo así un clima de mínimas expectativas y bajo rendimiento. Por ejemplo, ante un fallo, podría hacer un sutil gesto de desaprobación si se trata de una mujer o decirle claramente "tú tendrás problemas conduciendo" y sin embargo restarle importancia o racionalizar a ese mismo fallo si se trata de un hombre. Cumpliendo él por tanto su profecía.

(lo he escrito rápido y sin fijarme mucho. Espero que así y todo me haya explicado:)

Besos!

7:19 p. m.  
Blogger Céfiro said...

Bueno...

Conozco a más de uno y una que aunque consiguieran
ponerse en sintonía todo el universo y desear sin fisuras y con todo su ser acabar en los brazos de
Brad Pitt o Monica Belucci no lo conseguirían...

Quiero decir sin frivolizar, que no todo está en
nuestrsa manos... ¡Sé realista! --dirás sin dudas--,
pero entonces no tiene ningún misterio aquello que nos
dices: Aquello que realmente puedes alcanzar, si lo intentas, lo alcanzarás... (vaya con el Siroco...)

7:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bueno...

Conozco a más de uno y una que aunque consiguieran
ponerse en sintonía todo el universo y desear sin fisuras y con todo su ser acabar en los brazos de
Brad Pitt o Monica Belucci no lo conseguirían...

Quiero decir sin frivolizar, que no todo está en
nuestrsa manos... ¡Sé realista! --dirás sin dudas--,
pero entonces no tiene ningún misterio aquello que nos
dices: Aquello que realmente puedes alcanzar, si lo intentas, lo alcanzarás... (vaya con el Siroco...)

7:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

hola mar, leía los comentarios y me llamó la atención el de Rafa, cuando recuerda la frase de Santa Teresa (creo que es un de las pocas santas que merecen mi curiosidad); porque es absolutamente cierto que "hay que tener cuidado con lo que pides".
la de rafa era una orientación más religiosa.
yo me muevo más en el plano de lo energético, metafísico.
y desde ese plano puedo decirte que cuando uno "pide", está moviendo fuerzas, energía, y que todo eso toma cuerpo por sobre nuestras cabezas o nuestra limitada capacidad de VER.
lo que desees con toda la energía de tu corazón, seguramente te será dado; entonces, estate preparada :))
besos.
Mon- de Volverse Humano.

8:43 p. m.  
Blogger marmarfil said...

Mon Gracias!

Se me ha pasado enlazarte. Ahora lo subsano.

Estoy de acuerdo contigo en una visión más "energética" y en que hay que ser bien CONSCIENTES de lo que pedimos (y que sean deseos ecológicos como diría el otro :)

10:22 p. m.  
Blogger Kuan-Ying said...

Hola mar. Cuando me dejaste un comentario en mi blog, no lo entendí muy bien,no era mi momento, era un poema q decía "no miréis mi cuerpo". "Casualmente" te he visitado hoy dp de mucho tiempo, y leo tu escrito. Muchas cosas han cambiado en mi vida en poco tiempo a medida q los deseos se cumplían.
¿Sabes?Tú ya eres plena amiga. Tu ser es pleno. Tú eres la plenitud, siéntela, deja q salga a la luz, cree en ello, y así será, pq de hecho, así es ya.
besos con brillos violetas

2:20 a. m.  
Blogger marmarfil said...

Muchas gracias hadita!! Qué maja! :)

Es verdad q el comentario que hice en tu blog era algo críptico. Me refería a que cuando dices "no mires mi cuerpo" llamas la atención sobre él porque el inconsciente no capta el "no" y entiende la orden "mira mi cuerpo".

"No pienses en cómo estás sentada ahora"...

(a dónde se acaba de ir tu atención?:)

Un besazo! gracias

12:48 p. m.  
Blogger Un hombre sencillo said...

Es preciso unir dos conceptos: el sueño y la capacidad. Esto resuelve un porcentaje de posibilidad, que va aumentando (hay que evaluear en que medida) según su dedicación y esfuerzo.

Una ecuación estúpida pero que permite que muchos sueños sean alcanzables. La hostia.

10:56 a. m.  
Blogger Un individuo mas, Oriana said...

estas segura de tus deseos?

8:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo no sé si creo en que nuestros deseos se cumplen (incluso, a veces, no sé si sería bueno que así fuera...). Pero lo que sí tengo claro es que es muy importante tenerlos y creer en ellos. Aunque sólo sea por aquello que decia Schopenhauer de que ningún viento favorece al que no sabe a dónde va...
Los deseos nos dan un rumbo. Lo otro es ir a la deriva...
Hermoso post.

besos

Luis Muiño

2:12 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

HOla ¡¡ soy Tharsis de http://mientras_vivimos.blogia.com/ me ha gustado tu post, y bueno, yo creo en las casualidades, y en esos pedidos,, que de vez en cuando es cierto que te dejan con la boca abierta al cumplirse. Sin emnbargo yo aun espero que mi mayor pedido se cumpla.... lo esperaré sentada aquí. Un besote

3:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Hola!, me ha encantado el tema...
Yo he pedido deseos a las pocas estrellas fugaces que he visto (y se me cumplieron!). Además, en el puente de San Carlo en Praga hay un santo (San Wenceslao, creo), al que le pides un deseo (si haces un poco de cola entre tanto japonés). Y bueno, yo lo pedí y se me cumplió esa misma noche...
Así que no sé si soy una chica con suerte o simplemente cuando pedimos algo con toda nuestras fuerzas conseguimos que nuestro interior se "vuelque inconscientemente" a conseguirlo. No sé si me explico... como si estuviésemos más seguros de nosotros mismos.
Jeje, ahora que lo pienso, los tres deseos que pedí a la Fontana di Trevi se están cumpliendo también. Sólo me falta el tercero: volver a Roma. :)
Un fuerte abrazo,
Lalwënde (www.blogia.com/lalwende)

1:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bueno, yo puedo decir que los pocos deseos que he pedido a las estrellas fugaces se me han cumplido. Además, en el puente de San Carlo en Praga hay un santo (San Wenceslao, creo), al que le pides un deseo (después de esperar un rato en una minicola de japoneses altamente motivados). Y bueno, yo lo pedí y se me cumplió esa noche...
Así que no sé si soy una chica con suerte o simplemente es que, cuando pedimos algo con muchas ganas, tan intensamente y de corazón, inconscientemente nos sentimos más seguros y es más fácil o más probable que se cumpla... No sé si me explico...
Ahora que lo pienso, hace un par de años en la Fontana di Trevi pedí tres deseos y se me han cumplido todos menos uno: volver a Roma...
Un besazo y un gran abrazo,
Lalwende (www.blogia.com/lalwende)
Por cierto, felicitaciones por la weblog (y preciosa tu tierra, soy una enamorada de Asturias)

1:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Si deseas que tus sueños se hagan realidad ¡despierta!.
Bierce, Ambrose

10:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Shoot for the moon.
Even if you miss, you'll land among the stars.
Les Brown

10:51 p. m.  
Blogger Clickbank Mall said...

Come Visit Santa at his blog and tell him what you want for Christmas,

2:35 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Site Meter